Imagem capa - Otra fotografía de Boda es posible: moda/estilo vs. original/natural por Angel Fábregas Muñoz

Otra fotografía de Boda es posible: moda/estilo vs. original/natural

Tanto si estáis empezando a mirar fotógrafo y/o videógrafo como si ya lleváis un tiempo, habréis descubierto una de dos cosas, o habéis encontrado de inicio el ideal u os habéis vuelto locos mirando y comparando, no solo por cuestión de presupuesto (que suele ser un gran inconveniente) sino por servicios y productos ofrecidos como por su estilo.


Todas las parejas suelen tener un estilo, genérico o propio, pero lo tienen, también tienen un presupuesto, limitado o no pero que depende de la prioridad que le den al reportaje, y por último, tienen conocimiento o no de fotografía y/o vídeo que les pueda ayudar en la elección. Pero no todas las parejas se reconocen su estilo, presupuesto y conocimientos para poder acertar en al elección.


Además no todas quieren por ejemplo el estilo que les vendría al pelo porque prefieren otro, o disponiendo de presupuesto de sobras no quieren invertir tanto en sus fotorecuerdos o lo contrario, sacrifican otras partidas económicas en favor de un reportaje en condiciones.


Pero aún aclarándose hasta cuanto están dispuestos a gastar y creyendo tener claro que servicios desean, lo más complicado es escoger en función del estilo, porque muchas veces parece vinculado al nivel del fotógrafo y viceversa, si el fotógrafo no hace tal tipo de foto es que está desfasado, no está al día, etc. pero ¿que influye en esa opinión que puede impedir encontrar el fotógrafo ideal? la moda, o mejor dicho la publicación en los medios de la supuesta moda, ensalzamiento de ganadores de concursos, o profesionales seleccionados por ciertas marcas o simplemente por los estilos publicados por esas ciertas marcas.


Pero ¿realmente todas esas fotos representan al reportaje que la pareja espera recibir? fotografías impresionantes donde en muchas de ellas ni se reconoce a la pareja por la lejanía, la postura, la luz, etc. imágenes además muchas de momentos muy preparados, cuando está de moda no querer fotografía posada estas son posados máximos. La realidad es que muchas por no decir, la mayoría de esas fantásticas instantáneas dignas de los premios y publicidad que reciben, se producen de dos formas y representan una parte muy pequeña del reportaje de una boda.


Algunas las realizan los fotógrafos digamos titulares mientras sus segundos o ayudantes cubren el reportaje principal. Otras es el mismo fotógrafo principal o único que siendo muy despierto, es capaz de ver esos instantes fugaces en los que ocurre algo que merece esa gran fotografía. Y otras se encuentran a l procesar los reportajes entre los miles de disparos, algunos cobran una belleza increíble tratándolas de alguna forma adecuada, quizás retirando el color, reencuadrando, etc.


Pero todos esto no es exclusivo del caché. Hay muchas grandes fotografías que nunca se verán en toda España porque será exclusivas de las parejas protagonistas por uno de dos motivos, o los dos. El primero porque la pareja no quiere, ejerce su derecho de imagen y no desean que se disperse públicamente nada de su boda, y esto últimamente ocurre mucho, al menos a mí. El segundo motivo es que el propio profesional no participe en concursos ni en publicaciones por motivos de diversa índole o no pertenezca a agrupaciones de profesionales, normalmente de pago, cuya principal función es dar a conocer el trabajo de los socios, con publicidad, sus propias webs y con concursos que obviamente buscan que tengan repercusión en los medios y en el gremio. Por lo que los miles de fotógrafos que no participamos en nada de todo eso casi somos anónimos.


¿Y eso es malo? pues depende lo que busques o lo que veas. Puedes recurrir a fotógrafos conocidos o con cierto caché porque te guste su estilo o por otros motivos pero si te fijas todos publican muchísimo, algunos son ya marca y posiblemente sea otro el que te haga las fotos acorde a su escuela a su estilo, otros tendrán tanta demanda que tendrán precios que los convierte en exclusivos. Ese es uno de lso inconvenientes, pensad que los días en que se quieren casar las parejas al año son de poco más de un centenar pero al año se casan miles de parejas. El otro inconveniente puede ser que pongan como condición poder publicar vuestras fotos. Y otro inconveniente es que hay muchos compañeros que viendo el éxito que tienen pues lógicamente "aprenden" de su estilo y al final ¿donde queda la originalidad y exclusividad?


De un tiempo a esta parte pareciera que las opciones de reportaje fotográfico se resuman:


- por un lado en lo más de moda, que sea de un estilo determinado e intenso y sobretodo espectacular y de concurso, con mucho blanco y negro, falta de nitidez como borrosas o con grano, domináncias de colores cálidos, fotografía saturada, fotografía alejada y con rayos de luz, mezcla de todo ello, quizás obtenido de forma natural aprovechando el entorno y prestaciones del equipo o por postprocesado ... pero manteniendo una calidad técnica y artística


- por otro lado existe fotografía de dudosa calidad artística y técnica que se aprovecha de parte de lo anterior para enmascarar esas faltas, aquí a veces también existe intrusismo (fotógrafos que no son fotógrafos profesionales o incluso practican esta actividad ilegalmente) 


- aun quedan también fotógrafos anclados en el pasado, no por calidad pero si por estilo, equipos o servicio ofrecido


Y las parejas ante ese panorama al que, parece que si no eres un antiguo del tercer grupo, o pasas a formar parte del primer grupo, o solo te puedes quedar en el de en medio ... ¿Y donde quedamos los fotógrafos que pudiendo pertenecer al primer grupo optamos por la fotografía natural y no somos conocidos? si porque no hay que confundir que las fotografías se obtengan inicialmente sin artificios pero que luego se entregue una imagen que para nada muestra la naturalidad de la Boda.


 Si estáis cansados de fotografía de concurso, de estilos de diseño extremo, de fotografía oscura donde aparecen los novios de lado, de espaldas o de lejos, si estáis cansados de fotografías en blanco y negro, o con mucho grano, quizás estéis cansados de fotografías tan suavizadas que parezcan borrosas o blanquecinas, verdosas o anaranjadas, si ya habéis visto suficientes haces de luz ... bienvenidos a la fotografía natural.


 Toda fotografía es respetable, por supuesto, no pretendo criticarla pero si posicionarla ante los que tenéis poco o ningún dominio del tema, de hecho admiro a los colegas de profesión capaces de conseguir esos acabados a partir de un reportaje de boda (claro que la mayoría de esas veces no son ellos los que hacen la boda sino ayudantes o segundos fotógrafos a los que también hay que pagar, mientras el principal busca la originalidad), pero para mi gusto, para el gusto de las parejas que me  solicitan, lo principal es otra cosa, buscan un reportaje que siendo natural y espontáneo, documente gráficamente, elegante pero alegre, destacando emociones y gestos, todo lo que suceda el día de vuestra boda aunque luego tengan también fotos más creativas. De hecho, está empezando a ser original no ser original, ¿habéis escuchado alguna vez "escoge tal color, tal acabado o tal estilo porque no pasa nunca"? pues eso ocurre también con la fotografía, sino coge una fotografía de tus abuelos y mírala ¿tu ves creatividad un un instante de memoria, de recuerdo? eso busco en mis reportajes y para ello defiendo el documentalismo, captar todo lo que sucede.


Si además miramos el lado económico, para que pagar un plus (a veces extraordinario) por algo que la memoria ya se encargará contra nuestra voluntad, de oscurecer, blanquear, emborronar o alejar los recuerdos, pero mi fotografía natural os devolverá esos recuerdos con nitidez, mostrando con naturalidad la naturalidad de lo que vieron vuestros ojos, como sucedió de verdad todo y será inevitable que afloren nuevamente las emociones y sentimientos, ver lo que fue incluso os traerá de nuevo sonidos, aromas, veréis el pastel y recordareis su sabor, mientras que una fotografía de concurso quizás solo os recuerde eso o ni eso. Os pongo por ejemplo alguna fotografía, que de verdad son espectaculares, se ve la silueta de una pareja a lo lejos en una colina, recortada en negro con un fondo de atardecer y el viento haciendo ondear la cola del vestido mientras él la eleva con los brazos, bueno esta me la acabo de imaginar de tantas que he visto similares, par hacer esa foto hace falta que lso novios vayan hasta allí, con un equipo de personas (de una o dos o las que sean) que preparen la escena y se comuniquen con el fotógrafo que estará a la distancia que marque el camino, a veces complicado, para sacar esa foto donde la pareja puede ser cualquiera se empleará mucho tiempo, personas, fotos, todo ello tendrá un precio pero ¿redundará en mejor reportaje para la pareja y sus recuerdos o en el lucimiento del fotógrafo?


Eso no es un estilo, eso lo considero complementos al reportaje, seguramente nosotros los fotografiaros normalillos, los que tenemos que lidiar con un precio justo que nos permita ganarnos la vida pero que podáis tener todas las parejas vuestro reportaje completo no os ofreceremos esos pluses de fotos creativas porque entendemos que buscáis lo natural, el recuerdo, pero no por ello no lo hariamos si lo queréis.


Pero después de aclarado todo lo anterior sabed que el estilo es otra cosa y los hay de muchos tipos, cada pareja puede crear el suyo, por ejemplo ¿que seria estilo rural? cualquiera entendería como una boda celebrada en una finca de pueblo, más bien metida en campo, rodeada de ambiente campestre campos de cultivo, decoración agrícola, bueno pues he hecho estilo neoclasico en una finca con esos ingredientes pero con cierto glamour y resulto un reportaje espectacular, mira os lo enseño ... uish no puedo porque no me dejaron publicarlo, ¿pero podéis ver las mejores fotos en tal concurso? tampoco porque no participo, entre otras porque solo sacrifico algo de tiempo en compartir por necesidad estas palabras con vosotros.


Os deseo suerte y sobretodo, cread vuestro estilo y buscad un fotógrafo natural que ya plasmará vuestro estilo.